lunes, 28 de mayo de 2012

Santiago Sánchez de León y la facción carlista del Valle del Jerte

Badajoz, 21 de diciembre de 1836.

"Con esta fecha espido pasaporte a los individuos de ese pueblo [Tornavacas] anotados al margen -Domingo de la Cavaña, Manuel Yusta, Juan García Méndez- haviendo pertenecido a la faccion del Revelde Santiago Sánchez de León, se acogieron al yndulto que S.M. la Reyna Governadora - la Regente María Cristina - se ha dignado aprovar con fecha 12 del corriente. Lo curso al final para su conocimiento y que vigile y observe muy de cerca su conducta, pues si reincidieran despreciando la Real gracia que les dispensa procederá contra ellos para castigarlos como corresponde"

Fuente: Archivo Histórico Municipal de Tornavacas.
Sección de Correspondencias.

Esta carta, dirigida por uno de los responsables de la Capitanía General de Extremadura - José Martínez - al Sr. Alcalde Constitucional de Tornavacas, es un buen reflejo de que  la zona norte de Cáceres fue un foco de inestabilidad y en el que se produjeron diferentes levantamientos protagonizados por las partidas que allí actuaban. Como se puede comprobar en la misma, tres hombres, naturales de Tornavacas, son puestos en libertad debido a un indulto otorgado por la Reina -en este caso regente - María Cristina. Los mismos se encontraban presos en Badajoz por ser partidarios de la causa del Infante Carlos María Isidro.

Y dentro de esta carta que se expone, aparece el nombre de uno de los guerrilleros más destacados de la zona norte de Extremadura en el marco de la Primera Guerra Carlista -recordemos fechas: 1833-1840-: Santiago Sánchez de León. Sin lugar a dudas, es un nombre grabado, casi a fuego, dentro del imaginario colectivo del Valle del Jerte. Santiago León -conocido así, por muchos, en esta zona- ha dejado un legado bien palpable incluso en nuestros días;. Por ejemplo, el caso de la cueva de Santiago León, hoy convertida en ruta, situada en el término de Tornavacas. Según se ha transmitido de generación en generación, esta cueva solía servir de refugio al citado guerrillero.

Sin conocer pormenorizadamente su vida, sí que sabemos que tuvo en jaque durante gran parte de la Primera Guerra Carlista, junto a sus acompañantes, a las diferentes comandancias cristinas/isabelinas  apostadas en la zona -Plasencia, Jarandilla, Cabezuela del Valle e incluso Béjar-, las cuales aprovechaban cualquier oportunidad, por mínima que fuera, para atraparlo y ponerlo en manos de instancias gubernativas superiores -caso de la Capitanía General de Extremadura-.

La carta que nos ocupa data de finales del año 1836, y conocemos referencias posteriores en las cuales se alerta de la "peligrosidad" de la facción rebelde encabezada por Santiago León, a través cartas enviadas por diferentes Juzgados y Comandancias militares a los diferentes consistorios del Valle del Jerte.

¿Por qué se temía tanto a nuestro personaje? Aparte de los puntuales saqueos y robos de ganado que cometían estas partidas con el objetivo de garantizar su sustento al vivir en la clandestinidad -ver entrada anterior-, la propia orografía del Valle del Jerte obligaba a las autoridades gubernativas a tener bien controlados a esta serie de facciosos, en gran parte por el peligro que suponía la existencia de unas partidas que pudieran actuar a su antojo y desestabilizar una zona, a simple vista, controlada.

De ahí, tal y como se refleja en el documento expuesto, el continuo hostigamiento y seguimiento a las andanzas del memorable carlista Santiago Sánchez de León y su séquito de hombres.




2 comentarios:

  1. Es para mi un gran honor felicitar a Juan Pedro, por su entusiasmo, imparcialidad y sabiduría que nos entrega des interesadamente a sus vecinos,investigando y escudriñando la historia y todos sus olvidados recovecos de Tornavacas en especial y el valle en particular,pues un pueblo sin historia es un pueblo muerto y el contribuye al renombre y orgullo de sus vecinos . Muchas gracias Juan Pedro estoy orgulloso de tenerte como paisano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque la respuesta llega con un retraso inmerecido (acabo de ver ahora el comentario), muchas gracias a tí, Quique, por tu interés en nuestras raíces y nuestra Historia. Y mil gracias más por deleitarnos con tu escritura. Espero que pronto podamos leer más. Enhorabuena.

      Eliminar